La caza de rinocerontes disminuyó a la mitad en Sudáfrica. La cuarentena ayudó a salvar vidas