La comedia romántica de Netflix donde Keanu Reeves encanta a todos interpretándose a sí mismo