Criticar algo, lo que sea, es bastante fácil: lo único que tenemos que hacer es sentarnos a despotricar como si no hubiera un mañana. Eso puede hacerlo cualquier en cualquier momento (prueba de ello es Twitter). Pero es que criticar bien, con gracia e ingenio… eso ya es bastante más…

Ahora puedes leer el artículo de Cabronazi sobre La crítica más terrible y divertida realizada a un restaurante por un comensal descontento.

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.