La curiosa historia detrás de la foto de un grupo de samuráis en Egipto hace 150 años