Si no sabemos gestionar los días malos, la vida se nos puede complicar (más); lo mejor es asumir que sí, existen los malos días, pero no hay ninguna necesidad de darle vueltas a por qué nos ha sucedido algo determinado. No nos vengamos abajo; intentemos controlar nuestras emociones y no…

Ahora puedes leer el artículo de Cabronazi sobre La descripción gráfica de tener un mal día.

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.