La divertida redacción de una alumna que compartió un profesor de inglés