La explicación a entrar a tu cuarto o a la cocina y pensar: «¿a qué he venido?»