La gente comparte fotos de sus perros escondiéndose, y la dificultad para encontrarlos va de 0 a 100