La hilarante respuesta del Metro de Madrid a la fotografía que publicó un pasajero