Sue Bettridge es una mujer de 54 años de edad, madre de tres hijos y abuela de tres nietas cuya vida dio un giro de 180º. En 2013 se divorció de su marido, a quien conocía desde los 15 años, y empezó a centrarse en el gimnasio. Y quién le habría dicho que entre las máquinas de fitness…

Ahora puedes leer el artículo de Cabronazi sobre La historia de la abuela cuya vida dio un giro radical gracias al culturismo.

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.