La indignante situación que vivió una sanitaria española de origen marroquí al intentar alquilar un piso