La intimidad de una pareja no es solo los arranques de pasión. Es estar ahí para el otro, siempre