La metedura de pata del siglo: el ofensivo mensaje que mandó por error un comprador de Wallapop