Sentarte en la sala de espera del dentista y ver cómo el de enfrente mueve con nerviosismo una de sus piernas, cómo el de al lado repica sobre su rodilla con sus dedos o cómo el recepcionista, que no para de mover el boli entre sus manos, es algo de lo más normal… de la misma forma que es…

Ahora puedes leer el artículo de Cabronazi sobre La misokinesia, el fenómeno psicológico que sufrimos una de cada tres personas.

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.