Erik llegaba al restaurante de ‘First Dates’ desde Tarragona con la confianza por las nubes. «Yo me miro al espejo y me follaba. Soy una persona que lo trabajo en el gimnasio cada día. Es como si tienes un Ferrari en la puerta de tu casa y lo tienes tapado. Lo que haces es enseñarlo. Pues…

Ahora puedes leer el artículo de Cabronazi sobre La mujer más fogosa y el chico con más autoestima de First Dates se dan un beso de película.

También te puede interesar:  Así es como cambian los cuentos infantiles que conoces en otros países

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.