En 1968, Wendy Carlos tomó un sintetizador Moog, un instrumento desconocido en ese momento, y reconstruyó electrónicamente el Concierto de Brandenburgo No. 3 de Johann Sebastian Bach, entre otras piezas, en el primer álbum clásico de platino que se vendió en el mundo, Switched on Bach

Seguir leyendo artículo en UpSocl.