La oferta de camarero que ha indignado a Twitter: la comparan con la esclavitud