La Policía alerta en redes del caso en el que jamás deberíamos abrir la puerta de nuestra casa