La portada protagonizada por Rosalía que ha levantado polémica