La reina Isabel estaría apoyándose en sus perros para sobrellevar la pérdida. Extraña a su Felipe