La respuesta de un hotelero enfadado al negarse a dar alojamiento gratis a una influencer se ha hecho viral