La tensión entre dos comensales de First Dates con pullas por doquier “QUIERO UN PELO QUE NO SEA EL TUYO”