La vez en que una receta de “churros explosivos” causó pánico en Chile. Se freían con aceite a 250ºC