Lady Gaga y Madonna cerraron con un abrazo la celebración de los Oscar, luego de 8 años distanciadas