Lanzan exclusivos relojes con partes del escritorio de Stephen Hawking. Así su legado sigue vivo