Las locuras de las mujeres chinas para demostrar su estatus dan un vuelco a Internet