Las personas con los ojos azules podrían tener el mismo ancestro que vivió hace 6 mil años