Las pruebas que se inventó un político ruso sobre la existencia del Yeti para fomentar el turismo