Le dieron 6 meses de vida por un cáncer terminal y sus amigos se unieron para pintar su casa