Líder de Turkmenistán levantó estatua de un perro hecha de oro. Llevó el amor canino a un extremo