Hace tres años, Hannah Aylward vio el documental Shane Burcaw: Laughing at My Nightmare, y supo de inmediato que de alguna forma debía conocerlo, así que le envió un correo electrónico a su protagonista, para felicitarlo por su sentido del humor y sus escritos, antes de admitir que creía…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Llaman “anormal” su relación porque él está en silla de ruedas. Muestran que nada destruye su amor.

También te puede interesar:  Indigente adicto al crack y a la heroína da entrevista asombrosamente honesta sobre su vida

Seguir leyendo artículo en UpSocl.