Lo echaron de un “tenedor libre” por comerse 15 platos de pasta y pedir 8 más. Casi vació el local