Lo encontraron con sus patas amarradas con plásticos al borde de un río. Estaba herido y empapado