Lo nuevo de Netflix es una mezcla entre Bird Box y A Quiet Place. Promete ser mucho más aterradora