Lo usaban de cebo en peleas de perros hasta que lo rescataron. Ahora él ayuda a sanar a otros