Logró su sueño y se convirtió en la primera azafata con Síndrome de Down de American Airlines