Los animalitos sí que saben disfrutan de un rico aroma natural. Las flores son su perfumería