Los clientes de Zara afirman que es imposible comprar online en la tienda a causa de las extrañas poses de las modelos, y lo demuestran con capturas de pantalla