Los estudios para una vacuna contra el VIH van bien encaminados. Podría estar para el año 2024