Los llaman “héroes” por salvar de incendio a residentes de apartamento. Lo lograron con un colchón