Los profesores la envían a casa porque sus cejas vulneraban las normas de la escuela