Los vegetarianos podrían tener mayor riesgo de accidente cerebrovascular