Luchó 47 días contra el coronavirus: Cuando regresó a casa sus vecinos lo recibieron como campeón