Madre muestra con orgullo vivienda de lámina que construyó ella misma: “No hay casa fea ni humilde”