Una cosa es ser una persona positiva que siempre intenta mirar el lado bueno de la vida, y otra cosa es no sentir tristeza nunca. Malcolm Myatt sufrió un derrame cerebral que le provocó esto último. La parte del cerebro encargada de la regulación de las respuestas emocionales quedó afectada…

Ahora puedes leer el artículo de La Voz del Muro sobre Malcolm Myatt: el hombre que no podía estar triste y por qué no podemos ser felices siempre.

También te puede interesar:  Esta es la increíble razón por la que vemos el cielo de color azul

Seguir leyendo artículo en LaVoz del Muro.