Máscara de oro con 3.000 años de antigüedad fue descubierta por arqueólogos en el suroeste de China