Matthew Broderick rechazó ser Walter White para Breaking Bad. Bryan Cranston fue la segunda opción