McDonald’s cambia el envase de su McFlurry por uno ecológico. Se unen a la lucha contra el plástico