Mejores amigos en la ficción, enemigos en la vida real