Mesero devolvió más de 1.500 dólares a cliente que los olvidó. Su honestidad fue premiada por todos